Aspen (Alamon Temblón, populos tremula)

0

Flores de Bach

Este árbol esbelto, que rara vez alcanza una altura mayor a los 24 metros, crece en toda Inglaterra. Los brotes masculinos colgantes y los femeninos mas pequeños y redondeados aparecen an marzo o abril antes de que salgan las hojas.

Aspen: “Vagos temores desconocidos, para los que no hay explicación ni razón. También el paciente puede estar aterrorizado ante algo pavoroso que va a ocurrir,no pudiendo precisar de que se trata. Estos miedos vagos e inexplicables pueden obsesionarlo de dia y de noche. Los que lo padecen suelen tener miedo a contar sus preocupaciones a los demás.” Dr. Edward Bach.

Sin saberlo, las personas que necesitan Aspen son invadidas de dia y noche, unas veces de forma más intensa que otras,por pensamientos y fantasias.Reciben impulsos incoscientes que no pueden ser clasificados por su conciencia en vigilia por que la fuente de impulso no es conocida. Esto provoca angustia, una especie de angusta inquietante que repta lentamente hacia arriba,

“Tengo miedo,pero no sé de qué ” “ Tengo miedo de que suceda algo terrible,pero ignoro qué puede ser”. Estas son expresiones típicas. En otros casos las personas pueden tener sudor,temblores, malestar estomacal, pero no se puede hacer nada. Esto frusta y provoca el miedo.

Las personas son presas de miedos, se despiertan con pesadilla, llenas de pánico y temen volver a dormirse;Los niños,que necesitan Aspen de noche piden que se les deje la puerta de su dormitorio abierta o una luz encendida en él. Muchas personas que necesitan Aspen tienen miedo, pánico a la oscuridad.

El Aspen es maravilloso para rescatar a las personas presas del miedo por haber consumido drogas o alcohol, o personas con alucinaciones; Al tomar Aspen, el paciente experimenta cómo disminuyen los miedos entran es un estado de paz interior, de seguridad y se robustece su confianza interior,esta confianza hace posible el reencontrarse gradualmente con la armonía positiva y lanzar a cada persona en la búsqueda verdadera del Yo.

La verdadera causa de las enfermedades tienen su origen en nuestra alma. Las conductas o los sentimientos no reconocidos o rechazados se manifiestan primerocomoconflictos anímicos y más tardecomoenfermedades físicas. A esta convicción llega el medico Edward Bach, después de los muchos años de estudio que lo llevaron al descubrimiento de la terapia floral.

Referencias:

Teoría y Práctica de la terapia Floral de Bach.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *