El Acido Fólico Puede Ayudar a la Depresión Fustrada.

0

Un alarmante 66% de personas no experimentan alivio de su depresión a pesar de estar en medicación, de acuerdo con un artículo de Peter Bongiorno (2011), en la revista, Psychology Today.

Pero no tengas miedo,el ácido fólico ya está aquí! La última super-nutrientes en la lucha contra la depresión es la vitamina B9, ácido fólico. Durante las últimas dos décadas, el ácido fólico, también conocido como el folato, ha sido estudiado como un compañero natural para el tratamiento farmacológico de los trastornos del estado de ánimo, trastorno depresivo especialmente en la depresión grave.

Derivado de la palabra latina “folium”, que significa “hoja”, el folato recibe su nombre de su fuente de energía: oscuro, verduras de hojas verde. Taiwán y Hong Kong tienen bajas tasas de la depresión grave a largo plazo, y sus dietas chinas tradicionales son ricas en ácido fólico, y también son los cítricos y granos como las lentejas (Coppen y Bolander-Gouaille, 2005). Por lo tanto, tomar medicamentos con receta, además de mantener una dieta rica en ácido fólico puede ser la terapia de equilibrio necesario para equilibrar el estado de ánimo.

La Depresión, Acido Fólico, y el Cerebro.-

Muchos estudios han encontrado una correlación entre los individuos que sufren de depresión y una deficiencia de ácido fólico. El trastorno depresivo mayor se caracteriza por una escasez de la serotonina, un neurotransmisor, que envía mensajes a través del cerebro y es responsable de impulsar el estado de ánimo y el aumento de la excitación. El ácido fólico interactúa con el cerebro, ya que es necesaria para producir ADN y ARN, así como ayudar a la síntesis de la serotonina (Kassel, 2008). Por lo tanto, los bajos niveles de ácido fólico también dan lugar a una caída en la producción de serotonina, un jugador importante en la depresión.

Varios desequilibrios en el cuerpo también se han asociado con un mayor riesgo de la depresión, tales como el aumento de los niveles plasmáticos de homocisteína, que es un indicador de niveles bajos de ácido fólico (como se cita en Coppen y Bolander-Gouaille, 2005). Además, la investigación sugiere que un aumento de S-adenosilmetionina (SAM) en el cerebro puede reducir los síntomas de depresión (Kassel, 2008). SAM, que ayuda a la función neurológica mediante la donación de grupos metilo vitales, se forma durante el proceso de metabolismo de un carbono que consiste en ácido fólico (como se cita en Coppen y Bolander-Gouaille, 2005). También se encontró que SAM activa una variedad de neurotransmisores relacionados con la depresión: la dopamina y la serotonina (Marano, 2003). Cuando el ácido fólico es escaso, muchos otros procesos y niveles vitales para mantener un buen estado de ánimo son arrojados fuera de balance y las personas se encuentran en un mayor riesgo de la depresión.

Por lo tanto, deben mantenerse niveles adecuados de ácido fólico para estar fuera de cualquier riesgo de tener la depresión. Debido a la mala alimentación, el consumo elevado de alcohol y ciertos medicamentos (como medicamentos antiepilépticos) pueden reducir los niveles de folato en el cuerpo, estas personas se encuentran en un mayor riesgo de depresión y por lo tanto, deben evaluar sus niveles de folato (Bongiorno, 2011).

El Acido Fólico No es Un Reemplazo Para los Antidepresivos.-

Cuando se lucha contra la depresión, un equipo de ácido fólico y antidepresivos puede ser el mejor método de tratamiento.

El Acido Fólico Mejora la Respuesta de Un Individuo a los Antidepresivos.-
En un estudio reciente, Papakostas et al. (2012) encontraron que la mala respuesta de los individuos a los antidepresivos se puede atribuir a una deficiencia de folato. Por 30 días, 75 pacientes con trastornos depresivos mayores, que eran resistentes a los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), recibieron 15 mg / día de L-metilfolato o un placebo además de sus continuas dosis ISRS. Los individuos que recibieron el suplemento de L-metilfolato exhibieron (1) una mejor tasa de respuesta al fármaco ISRS; (2) un cambio en sus síntomas de depresión, e incluso (3) una disminución en la severidad de los síntomas de la depresión. En un estudio similar, las tasas de respuesta se elevó a 40% (como se cita en Marano, 2003). Sin efectos secundarios diferentes del grupo placebo, los investigadores encontraron evidencia que sugiere que el folato es una estrategia de tratamiento eficaz para los pacientes con una respuesta pobre a las drogas antidepresivas.

En otras palabras, el folato hace que los individuos sean más receptivos a las drogas antidepresivas, los fármacos tienen un efecto mayor cuando se combina con una dieta alta en ácido fólico. Por lo tanto, aquellos que no pueden obtener la remisión de la depresión con solo los antidepresivos, puede asociar el tratamiento farmacológico con el remedio natural del ácido fólico.
Así mismo, recuerde que siempre hay esperanza. Cuando los medicamentos recetados fallan, inténtelo de nuevo con ácido fólico y darle vida a los niveles de serotonina.

Escrito por Danielle Brown
Estudiante en SUNY New Paltz

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *