El Estrés en La Pareja

0

Las relaciones maritales siempre causan estrés. Lo importante es entender que el estrés en la relación es inevitable y que según aprendamos a manejar las condiciones de nuestra relación, el estrés será manejado a su vez. Un estudio reciente de la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos, muestra cuán físicamente dañino puede ser discutir de manera equivocada. En el estudio, 37 parejas casadas fueron llevadas a un laboratorio de investigación de un hospital, y con un pequeño dispositivo les ocasionaron ampollas de 8 milímetros en sus brazos. Cada pareja fue grabada en video mientras tenían conversaciones, y los investigadores los calificaron en sus habilidades comunicativas, notando quién tenía estilos angustiosos u hóstiles de comunicación.

Después de 12 días, los investigadores notaron que las ampollas sanaban más rápido en las parejas que tenían estilos de comunicación más positivos, y que las ampollas sanaban de manera más lenta en las parejas con estilos más negativos.

¿Por qué las heridas físicas se curan más entre los mejores comunicadores? Los investigadores que hicieron el estudio piensan que puede tener algo que ver con la oxitocina. “La oxitocina es una hormona protectora”, Aquellos que podían comunicarse mejor, tenían los más altos niveles de oxitocina en la sangre. El estudio fue recientemente publicado por la revista Psychoneuro- endocrinology. Las parejas con más estrés marital tienen una peor función inmune y mayor presión arterial y ritmos cardíacos. Esto es debido a que estos problemas surgen todos los días, año tras año, década, tras década.

Necesitamos aceptar los problemas para solucionarlos. Muchos pueden ser evitados y otros pueden ser resueltos. Una relación es más que la unión de dos personas. Es un intento de entretejer características, valores y expectativas, algunas similares y otras muy opuestas, para poder convivir y crecer juntos. Cuando aceptamos las diferencias, y desarrollamos respeto mutuo, enriquecemos la relación, pero cuando negamos y atacamos la relación se debilita o termina.

Las dificultades son inevitables, pero la solución existe. Podemos evitar que una crisis se convierta en el final de la relación. La mayoría de los problemas de pareja, se originan por el mal manejo de los siguientes elementos: la comunicación, los límites, la intimidad, el poder, la sexualidad, y el dinero. La relación de pareja es una relación de dos. Hay aspectos que no deben compartirse con nadie. Para que cualquier relación funcione es importante que existan límites claros. Entender que el mal manejo del poder destruye la relación. Es la lucha por ver quién manda y quién obedece, quién decide y quién acepta, una muralla que se levanta entre los dos separándoles cada vez más. El dinero es otro aspecto clave en las discusiones maritales. Generalmente las parejas discuten por problemas de dinero, pero no hablan sobre las causas personales o de la relación, que se reflejan en los conflictos económicos. Por consiguiente este aspecto crea sentimientos negativos los cuales interfieren en el área de la sexualidad. Si necesitan ayuda busquen a un profesional. Comenta con tu pareja lo que te gusta de ella.

Esto es algo que casi nunca hacemos. Nunca la critiques, te burles o ataques delante de los demás. Pregúntate ¿qué está sucediendo? No es fácil “abrirse” y dar, pero tampoco lo es recibir, cuando no se está acostumbrado o no se sabe hacerlo. Recuerden que si dañamos a nuestra pareja, deterioramos la relación y nosotros somos parte de esa relación. De alguna manera repercute en nuestro bienestar emocional y físico, aunque no nos demos cuenta de ello.

Redactado por:
Yolanda Ramos. MA. MAS.CCLC
Especialista Relaciones de Pareja
YVR Educational Institute
404 Clifton Avenue, Clifton NJ 07011
201-393-0120

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *