La Falta de Perdón: Veneno Espiritual

0

La falta de perdón es el veneno más popular que intoxica nuestra alma, y es la herramienta  fatal que mata el espíritu del ser humano. Cada ser humano en el planeta ha sido herido de una forma u otra por la injusticia de los demás, y cómo usted responda a eso puede hacer toda la diferencia en su futuro, albergando las emociones negativas hace que sea más probable que desplace la ira reprimida, arremetiendo en sus hijos, un amigo o un miembro de la familia. El perdón ayuda a silenciar el enojo  para que no se derrame más en los demás inocentes.

Si usted está empeñado en guardar rencores, puede llegar a quedarse envuelto en los errores del pasado y no podrá nunca disfrutar del presente. Usted puede sentirse indefenso, o como si la vida no tiene sentido. Y podría poner en peligro las relaciones futuras. “Si no perdonas las heridas del pasado, proyectaras esta amargura en todo lo demás que usted persigue. Si usted ha sido objeto de abandono o tratado mal, y no ha sanado, usted va a ser menos confiado, actuará más a la defensiva, y más pendenciero con la siguiente relación – e incluso por las próximas cinco, ya que todavía lleva el dolor visceral.  Cuando no podemos dejar atrás las heridas, vivimos prisioneros de las peores experiencias y los más enloquecedores sentimientos.. y viviendo de esa manera, siempre al límite, resentido, amargado, desconfiado, y tal vez incluso asustado, no es saludable.

Sin embargo, nadie dijo jamás que perdonar es fácil. Es un proceso difícil. El primer paso es entender lo que es el perdón: la decisión de dejar de lado el resentimiento y los pensamientos de venganza, y tal vez hasta llegar a un lugar de la comprensión, la empatía, misericordia,  y la compasión. No es la conciliación. Y no es olvidar – de hecho, es importante recordar lo que duele para poder evitarlo en el futuro, perdón tampoco justifica o excusa lo que la otra persona hizo. Por el contrario, ayuda a lograr una sensación de paz. No hay manual para el perdón, aunque varios expertos promocionan sus propios métodos.

Perdonar se centra en cuatro elementos:

  1. Expresar la emoción. Permítase sentirse herido y enojado. Verbalizar la forma de sentir, hablar con un sustituto de un amigo o incluso una silla vacía. Escriba una carta, no es necesario enviarlo. Grite sus emociones en la parte superior de sus pulmones mientras estás en el auto solo, con las ventanas abiertas.
  2. Entender el por qué. Queremos explicaciones – incluso si no estamos de acuerdo con ellos. “¿Fue un malentendido? ¿Estaba enojado conmigo? ¿De quién viene el agravio? Una especie de marco cognitivo es necesario, incluso si no te gusta la razón, entiéndalo.
  3. Reconstruir la seguridad. Antes de que usted perdone, usted necesita para sentirse razonablemente seguro,  que el hecho no vuelva a ocurrir. Eso podría significar una disculpa, desarrollar la confianza de la persona en cuestión, la separación, poner distancia, marcar límites en la relación o poner fronteras más fuertes.
  4. Suelta ya. Tal vez sea la parte más difícil: tomar una decisión consciente de no guardar rencor. Si te encuentras en una relación, esto significa no traer constantemente las relaciones, o errores  del pasado. Al dejar ir, usted renuncia a su papel de víctima y se convierten en iguales otra vez. Es una promesa de que dejara de rumiar y avanzara plenamente a su futuro.
  5. Relájese: Cuando usted se siente enojado, intente una técnica de manejo del estrés, como la respiración profunda o una sesión de masajes o ejercicios.

No importa cómo usted decida manejar el rencor, elegir  perdonar será un esfuerzo que vale la pena. La falta de perdón puede originar traumas emocionales y cambio hasta en la personalidad de las personas.  Generan una “patología´´ llamada raíz de amargura en el corazón, provocado por heridas que no sanan por causa de la falta de perdón. Consecuencias: Iras, enojos, contiendas, conflictos, intolerancias, rechazos y es así que a veces tenemos entre nosotros personas de carácter amargo, personas con trastornos de la personalidad, y conflictos generacionales. Piense que el rencor y la falta de perdón es como si usted estuviese tomándose un veneno con la esperanza que sea la otra persona afectada.

Hace aproximadamente una década, me acuerdo de un proyecto de investigación con un grupo de mujeres cuyos maridos las habían abandonado. Una mujer que dedicó 10 años de su vida odiando a su marido por no amarla como ella esperaba. Nuestro equipo pasó una semana enseñando a las mujeres cómo perdonar a la persona que había “matado” sus sueños. Un año más tarde, nos reunimos con todo el grupo. “La hija de esta mujer se acercó y nos abrazó y nos dio las gracias por devolverle a su madre de nuevo:” ¿Ves, esta mujer había sido tan consumida por la ira y el resentimiento que ella nunca fue capaz de estar 100% para sus hijos. Ella dijo que lo único que recordaba era ver a su madre llorando, peleando, hablando mal de su padre y deseándole el infierno. Pero por fin aprendió a perdonar, y su hija, dijo: “Tenemos a una madre de nuevo. ‘”

Este es sólo un ejemplo de una de miles de mujeres que están luchando con el perdón. La Biblia dice: “Perdona y serás perdonado.” Nos exhorta, “Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, vuestro Padre celestial os perdonará a vosotros.  Pero si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.”.

Por último, mi sincero deseo para ti es que un día pueda entender que el perdón no cambia el pasado, pero sí ensancha el futuro. Esta es la esencia del perdón. No se puede cambiar lo que pasó, pero se puede estar seguro de que no tiene el poder para evitar que usted sea feliz mañana. Esto incluye dejar de lado la ira. Mi amigo, si usted está luchando con la falta de perdón sepa que al fin y al cabo es su elección.  Si continua comentando, hablando constantemente de su odio, o busca la aprobación de quienes le dirán lo que quiere escuchar lo único que hará será perpetuar su drama. Busque el consejo  real de los que realmente se preocupan por su paz y su sanidad

“Tolérense  los unos a otros y perdonen cualesquiera agravio, si alguno tiene queja contra otros, perdone. Sin duda, el “cualesquiera agravios” designa todas las formas de dolor, traición, o lesiones que una persona podría infligir otra persona! ¡Salud y Paz! Para mas información llame a nuestras oficinas a:

Yolanda Ramos, MA. MAS.CCLC
Especialista en Comunicación y Relaciones de Parejas
YVR Educational Institute
404 Clifton Avenue, Clifton NJ 07011
201-393-0120

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *