Flores de Bach

0

Su creador es un médico Ingles Edward Bach ( 1886-1936). Bach abandona su práctica médica, deja su consulta de Londres y se dedica a investigar en el campo, sobre los métodos de elaboración y aplicación de los preparados florales a traves de decoción, como maceración solar.

Entre 1930 – 1936 Bach invento y desarrollo estos preparados, cada uno según un tipo específico de flor y algunos con otras partes de la planta ( brotes, hojas, corteza), elaborando un sistema de 38 flores, conocido como Flores de Bach, con una modalidad terapeútica para aliviar desequilibrios psicoemocionales y de caracter ( tales como miedo, impaciencia, angustia, incertidumbre, ira, intolerancia, timidez, etc. ).

Cada síntoma de enfermedad, sea física, anímica o mental nos proporciona un mensaje específico que vale la pena reconocer, aceptar y aprovechar para nuestro viaje por la vida. Cada proceso auténtico de curación es una afirmación de nuestra totalidad, una ratificación de nuestra salud o sanidad.
Desde este punto de vista, el sistema de las flores de bach se puede calificar como “ curación mediante la rearmonización de la conciencia”.

Bach dice que las esencias de flores entran en contacto directo con el Yo Superior de la personalidad y por lo tanto ejerce su efecto en todo nuestro ser, en todas las partes de nuestra aura. Una enfermedad incipiente puede ser curada antes de que se manifieste de manera visible en el cuerpo físico.

La influencia terapeútica está dada por su experiencia clinica, por su trabajo en el hospital Homeopático de Londres.
“Bach no solo creó un sistema terapéutico, también creo un sistema de pensamiento. Un modelo desde el cual pensar la realidad”.
El sistema de 38 flores es una especificación y acotación de un repertorio cotidiano de remedios homeopáticos.
A pesar de los numerosos y sorprendentes éxitos, la terapia de flores de Bach tiene naturalmente también sus límites, pues la curación, lo mismo que la enfermedad, es por su esencia un suceso aleatorio que no podemos forzar. Sólo cuando el enfermo está decidido a curarse y se conjugan de modo ideal los factores adecuados, el momento, el estado psíquico, el terapeuta y la medicina –puede producirse una curación. De ahí que unas veces sea conveniente este tratamiento y en distintas circunstancias otro.

No existe una medicina universal patentada, ni puede haberla. Por esa razón, si no se consiguen los resultados deseados hay que mostrarse abierto hacia otros métodos de tratamiento; se puede combinar en especial con la homeopatía.
El punto fuerte de la terapia de flores de bach radical en la normalización de los transtornos psíquicos y en la resolución de los conflíctos internos, así como en la mejoria del dolor físico con causas psíquicas, puede ser también un componente esencial de la personalidad y constituir la originalidad de esa persona, sólo cuando se sufre con ella, ya sea en forma de conflictos internos, frustraciones, depresiones o autorrechazo, o bien el tener dificultades con el entorno.

Terapista Certificada en Masajes
Alba M. Solis
Especialista en Aromaterapia y
Reflexología
Solis Alternative Center
1139A. Main Ave. Clifton, NJ. 07011
tel: 973-868-4905 – 973-777-2915

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *