Tratamiento Natural para la Cirrosis Hepática

Category: Cirrosis, Medicina Alternativa, Remedios 474 0

Es una enfermedad que se caracteriza por la sustitución de tejido hepático dañado por tejido cicatrizial, que no es funcional y bloquea los conductos de las células hepáticas y el aporte de sangre.

En nuestros países, la idea más popular es que la principal causa de cirrosis es el alcoholismo, pero también puede producirse por mala nutrición y hepatitis.  Los fármacos y la insuficiencia cardiaca (que causa un aumento de la presión retrograda de la sangre sobre el hígado).  Son otras posibles causas.

El hígado es un órgano excepcional y es posible que el cuerpo no empiece a notar cambios en su bienestar hasta que el 80% del hígado ha dejado de funcionar.

Este principio es fundamental en el tratamiento alternativo, ya que la medicina no tiene método alguno para prevenir la extensión de la cirrosis por todo el hígado una vez que esta ha comenzado.  Ayudando a las células hepáticas sanas a trabajar al máximo se fomenta tanto el bienestar como la longevidad.

Esta enfermedad es inflamatoria y degenerativa.  La cirrosis hepática derivada del consumo del alcohol es la cuarta causa de muerte entre las personas de 25 a 64 años en las zonas urbanas de los Estados Unidos.

Una causa menos frecuente es la hepatitis viral C (HCV).  Se calcula que en este país hay 4 millones de personas con hepatitis C y el 85 % acabará sufriendo una enfermedad hepática crónica, incluyendo la cirrosis.

Algunos de los síntomas de la cirrosis en sus primeras etapas son estreñimiento o diarrea, fiebre, problemas estomacales, fatiga, debilidad, falta de apetito, pérdida de peso, prurito generalizado, aumento del tamaño del hígado, vomito, enrojecimiento de las palmas de las manos, inflamación de piernas y abdomen. Cuando la enfermedad ya está muy avanzada se puede presentar anemia, moretones por sangrado subcutáneo, ictericia y edema.

A menudo se ven venas agrandadas sobre el abdomen, especialmente cerca del ombligo y através del cuerpo cerca del diafragma .Venas agrandadas cerca del recto, intestino, estomago y esófago.

La cirrosis presenta numerosas complicaciones y a medida que avanza, el hígado deja de funcionar esto provoca:

Presión arterial alta en las venas que conectan el sistema digestivo con el hígado. Esto es lo que se denomina Hipertensión portal. Un efecto posible es el adelgazamiento de las paredes sanguíneas y el aumento de riesgo de ruptura en el esófago y estómago.

Acumulación de fluidos en el abdomen (se llama ascitis) ó en las piernas y pies (edema) la ascitis grave dificulta la respiración ya que produce presión sobre el diafragma y puede  acusar envenenamiento.

Lesiones renales, las cuales surgen cuando hay enfermedad hepática.

Se puede generar encefalopatía, enfermedades del cerebro por que las toxinas depuradas por el hígado no se eliminan y pueden llegar hasta el cerebro, causando ansiedad, letargo, desorientación y coma.

La cirrosis se diagnostica mediante una biopsia del hígado, que suele realizarse una vez que el médico general concluya las pruebas realizadas que el hígado no funciona correctamente.

Nutrientes recomendados para tratar la cirrosis:

Cholina-Inositol-500mg 1 vez al día.

Aceite Primorosa-500 mg 2 veces al día con las comidas.

Vitamina B complex-100 mg 3 veces al día.

Vitamina B12-1,000 mcg 2 veces al día.

Acido fólico-200mcg al día.

Acidophilus-seguir instrucciones de la etiqueta.

Ajo-5,000mg diarios.

Enzimas-seguir instrucciones de la etiqueta.

Arginina-500mg al día, con estomago vacío, tomar con agua o jugo, no con leche.

Aminoácidos complex-Tomar de acuerdo a indicaciones de la etiqueta.

Lecitina-Seguir indicaciones de la etiqueta.

Colostrum-seguir indicaciones de la etiqueta.

SAMe-seguir indicaciones de la etiqueta.

Alfalfa-550 mg diarios.

Calcio-Magnesium-1,500-750 mg díarios.

S.O.D.-Seguir indicaciones de la etiqueta.

Milk Thistle-600 mg díarios.

Vitamina C con bioflavonoides- 3,000 a 8,000 mg díarios.

Grape seed extract-seguir indicaciones de la etiqueta.

Selenio-200 mcg díarios, no tomarla si esta embarazada.

Zinc-No tomar más de 50 mg díarios.

Hierbas que tratan el Hígado:

Alfalfa

Aloe Vera

Raíz de Burdock

Diente de leon

Clavo rojo

Barberry

Equinácea

Cola de caballo

Recomendaciones:

Consumir alimentos crudos, vegetales y frutas.

Consumir almendras, granos, semillas, nueces crudas.

Consumir solo leche de cabra.

Consumir alimentos ricos en potasio como: banano, almendras, Kelp, dulce, ciruelas, pasas, rice bran y wheat bran.

Comer alimentos ricos en vitamina K como los brotes de alfalfa y vegetales verdes con hojas.

Comer legumbres como kidney beans, arverjas, guisantes, granos de soya. Y semillas.

Tomar jugo de vegetales frescos.

Tomar 8 vasos de agua diariamente.

Usar aceite vegetal solo prensado en frío.

Mantener el colon limpio.

Aplicarse cataplasma de barro al hígado en la noche.

Trate de ayunar una vez por mes.

Contraindicaciones:

Evitar ducha demasiado fría prolongada.

No tomar alcohol, no fumar, evitar humo de segunda mano.

Eliminar de su dieta los productos animales.

No consumir dulces, pasteles, leche, pimienta, sal, condimentos, arroz blanco, harina blanca.

No consumir sodas y evitar la azúcar.

No comer comidas fritas, ni picantes.

No consumir grasas como “shortening”, mantequilla, margarina, shortening vegetal, ni ninguna grasa solidificada.

No tomar drogas de ninguna clase con receta o sin ella, salvo si es absolutamente necesario.

No usar laxantes fuertes.

Evitar los alimentos que producen estreñimiento.

No consumir ó hacerlo muy poco el salmón, sardina, pescado azules.

No consumir aceite de hígado de bacalao.

Related Articles

Add Comment